sábado, 28 de junio de 2014

Starbucks - La tecnología en el punto de venta cada vez cobra más importancia.

“Inspirar y nutrir en el campo del espíritu humano: una persona, una taza de café y una comunidad a la vez.” (Misión de Starbucks)

La tecnología en el punto de venta cada vez cobra más importancia. Ya las compras no son las de antes, ni nosotros tampoco. Bran Ferren decía: “Los visionarios no solo creen que lo imposible puede ser hecho; sino que además debe de ser hecho.”


Starbucks es una de las empresa que define muy bien su razón de existir: “Estamos en el negocio de servir a la gente, no el de servir café.” Más allá del café, más cerca de la experiencia.  Alineado con esto la cadena pone un pie adelante con una aplicación que les permite a los clientes ubicar, pedir y pagar los productos de la cadena desde sus smartphones. Manuel Sebreros en el artículo de 2.0 comenta con respecto a esto: “El lanzamiento de una aplicación para que los consumidores puedan tener una experiencia de compra más personalizada y sencilla, ya que ésta les permitirá construir sus bebidas a su gusto, así como seleccionar otros productos y desarrollar un sistema de pago digital a través de los propios smartphones. Además de la opción para personalizar las bebidas y alimentos, los usuarios de esta aplicación podrán conocer la localización de la cafetería más cercana al punto donde se encuentre, gracias al sistema de localización, así como los horarios, dirección y servicios extra con que cuenta cada sucursal.” De esta manera Starbucks se mantiene alineado con su descripción  de misión: Inspirar y nutrir en el campo del espíritu humano: una persona, una taza de café y una comunidad a la vez.”

El mercado digital es un campo abierto por explorar donde el shopper marketing cumple un rol importante. La innovación tecnológica levanta la vara de los expertos en consumidor y marketing. Las prácticas de análisis local se convierten en prácticas globales. Esto lo facilita el ingreso de las plataformas móviles y la innovación social en el marketing de los clientes. Por ejemplo el caso de Alibaba que es el más grande comercializador on-line de china. Luego de hacerse pública es una las empresas más costosas del mundo que puede proveer de productos a cualquier continente mediante plataformas digitales y una red de empresas de envíos. Aunque no lo queramos mirar, el shopper anda caminando también por los pasillos de internet prospectando las compras.
  
Por su parte Apple ha desarrollando IBeacon que funciona como un GPS para zonas cerradas que envía información directamente a nuestros teléfonos inteligentes. Descargando la aplicación es posible que nos informen paso a paso lo que podemos y tener a nuestro alcance. Por ejemplo, cuando entramos al estacionamiento del centro comercial nos indiquen donde podemos estacionar el auto. Además si  le marcamos las tiendas que queremos visitar durante el día nos pueda recomendar el estacionamiento más cercano disponible. Luego al entrar al centro comercial, nos avisará sobre las tiendas que están en oferta y nos dará una lista de los descuentos  disponibles en ese día. Podemos hacer un listado más cerrado determinando las categorías que buscamos y si lo que estamos buscando es precio o nuevos modelos que hayan salido. De esta forma llegamos a la tienda de forma directa sin estar navegando perdidos por todo el centro comercial.

Una vez dentro de la tienda el IBeacon puede detectar si pasaste algunos minutos parado frente a la sección de vestidos de noche. En este caso puede enviarte a tu teléfono las fotografías  previamente tomadas por los fotógrafos de la tienda. Si has seleccionado alguno te pueden ayudar enviándote algunas sugerencias para otros accesorios recomendados.



Desde que Starbucks abrió en 1971 su primera tienda en Seattle hasta la fecha, ha pasado casi medio siglo. En todo este tiempo, Starbucks redefinió la forma en que se vemos y percibimos una cafetería. Más allá del café, más cerca de la experiencia. Esta marca inspirada en la mítica novela “Mobby Dick” de Herman Melville está muy lejos de convertirse en una ballena blanca que se quedó en el tiempo y por el contrario sigue convertida en el delfín catalizador de los nuevos cambios en productos y servicios.


George Bernand Shaw, escritor irlandés, ganador del Premio Nobel de literatura en 1925, decía: “Las posibilidades son innumerables una vez que nos decidimos a actuar y no sólo a reaccionar.”

viernes, 27 de junio de 2014

El tren del cambio y la velocidad relativa

El día de ayer me preguntaron sobre lo que pensaba de los continuos cambios que hay en el mundo y como debíamos de reaccionar como ejecutivos y como empresa antes estos.

Luego de intercambiar algunas ideas llegamos a la conclusión que no habían cambios. ¿No hay cambios? ¡Pero si están por todas partes! Esa fue la exclamación.

Todo es cuestión de perspectiva, de punto de vista y de velocidad relativa. Ahora les explico por qué.


Cuando uno le pregunta a una persona mayor en edad si es que hay cambios en el mundo, está te dirá que “todo cambia tan rápido que ya no comprende lo que pasa.” Cuando uno le pregunta lo mismo a una persona de edad media, esta te responderá que, efectivamente “todo está cambiando y que se requiere un esfuerzo adicional para estar al día.” Sin embargo, cuando uno le pregunta a un niño, esté se asombrará de la pregunta y dirá: Yo no veo ningún cambio. ¿Por qué lo preguntas?

Aquí viene el efecto del tren y la velocidad relativa. Cuando uno viaja dentro del tren a la misma velocidad, todo parece inmóvil dentro del vagón. Sin embargo, para alguien que está fuera ese tren, parado al costado la locomotora, pasa a cientos de kilómetros por hora. Todo es cuestión de perspectiva, punto de vista y velocidad relativa.

El movimiento es la constante. La pregunta no es si está cambiando sino hacia donde cambia. Adelantarse al cambio es ventaja. No adelantarse al cambio es desventaja. No cambiar es perecer. Todo cambia.

Un nano segundo es la millonésima parte de un segundo. Un nanosegundo es lo que tarda la luz en recorrer aproximadamente en 30 cm. y es lo que tarda un ciclo de reloj de un procesador de 1 GHz. Este tiempo es tan pequeño que es incomprensible en la vida diaria e impensable en la edad media. Todo cambia excepto el mismo cambio y la velocidad aumenta según la perspectiva en donde nos encontremos.

Cuando vamos a 100 kilómetros por hora, todo lo que vaya debajo de esa velocidad será más lento. Todo lo que vaya por encima de 100 será más rápido. Si vamos en la vida más lento que los cambios, todos nos parecerá que cambia velozmente. Si somos los que promovemos los cambios es posible que hasta nos parezca muy lento todo y que no hay cambios suficientes. Es el tren del cambio en el cual no sólo debemos de estar sino de ser la locomotora y catalizador del movimiento y dirección.

Todo es cuestión de perspectiva, punto de vista y velocidad relativa.


"Hay tres grupos de personas: los que hacen que las cosas pasen; los que miran las cosas pasar y los que se preguntan qué diablos pasó." - (Nicholas Murray Butler)